¿Qué es la psicología infanto-juvenil?

La Psicología Infanto-juvenil se centra en el desarrollo psicológico del niño, desde su nacimiento hasta su adolescencia. El objetivo es intervenir en los problemas conductuales, emocionales y sociales proporcionando estrategias adecuadas para lograr el correcto desarrollo del niño o adolescente en cada etapa evolutiva de su vida.

Asesoramiento psicológico a padres, familiares y escuela

A la hora de llevar a cabo la intervención psicológica en niños y adolescente es necesario tener en cuenta el contexto familiar y escolar proporcionando el apoyo y asesoramiento psicológico necesario a padres, entorno familiar,  escuela, etc. para ayudar al niño a crecer física y emocionalmente.

La intervención psicológica se lleva a cabo en consulta privada, ámbito académico, contexto familiar, hospitales y otras instituciones o lugares significativos para lograr el adecuado desarrollo del niño.

Las patologías que se tratan desde la psicología en el ámbito de la pediatría:

  • Trastornos del Neurodesarrollo: Trastorno del Aprendizaje, Trastorno por Déficit de Atención con/sin Hiperactividad (TDA-TDAH), Trastorno Espectro Autista (TEA), Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD), …
  • Trastornos de conducta (alteraciones en los hábitos básicos de interacción social, oposicionismo, negativista desafiante, control de impulsos, agresividad, rabietas, conductas de riesgo).
  • Problemas en el control de esfínteres: enuresis, encopresis.
  • Trastornos de la conducta alimentaria: anorexia, Bulimia, Pica.
  • Trastornos del sueño: pesadillas, terrores nocturnos.
  • Ansiedad, miedos y fobias, celos, depresión, obsesiones y problemas emocionales derivados de situaciones concretas (separación de los padres, enfermedad, muerte, acoso, malos tratos, adopción, abusos, etc).
  • Bajo rendimiento escolar
  • Problemas de adaptación social o relación con sus iguales
  • Problemas de autoestima, timidez y falta de seguridad en sí mismo
  • Habilidades sociales
  • Conductas de riesgo (alcohol, drogas, relaciones sexuales)

El campo de actuación es muy amplio, englobando la intervención la atención temprana en la población infantil hasta la intervención en la edad adolescente.